493559827478896

CLAVES PARA MEJORAR LA EDUCACIÓN EMOCIONAL

CLAVES PARA MEJORAR LA EDUCACIÓN EMOCIONAL
Si te ha gustado este post gracias por compartirlo

INNOVACIÓN EN LA EDUCACIÓN

El ranking de países que lideran la transformación educativa según el famoso informe PISA, coloca en el primer lugar a Singapur, seguido de Japón, Finlandia y Hong Kong.

Sin embargo  no se trata de buscar la llave del éxito del sistema educativo que tienen en Finlandia o en Singapur, simplemente de aplicar nuevas metodologías de aprendizaje que se adecuen a las necesidades de los alumnos del siglo XXI.

Una época caracterizada por los cambios constantes a nivel global y por la incertidumbre del futuro que conlleva a que profesores y alumnos aprendan juntos.

Clave 1: ¿Cómo tiene que afrontar un profesores su día a día en el aula?

Lo primero que tienen que hacer es desaprender, para conseguir el cambio hay que olvidar los métodos pedagógicos tradicionales.

Esto puede ser muy difícil porque tienen una identidad muy fuerte, creen que mantener el orden y la atención en su discurso es lo que les hace buenos profesores y tal vez sea ese el problema.

Hay que crear nuevas fórmulas para que los niños aprendan cosas sobre las que no hay respuestas claras.

Clave 2: La importancia de la escuela y la creatividad

El sistema educacional tradicional impide el desarrollo de la creatividad y de la originalidad, repercutiendo directamente en el desarrollo de las habilidades del alumno.

Para que se produzca el cambio, en lugar de decidir cuáles son las respuestas “buenas o malas” los niños han de afrontar problemas reales.

Por ejemplo: conseguir que un niño de 12 años entienda por qué hay problemas de drogadicción en su barrio.

El objetivo es que el alumno desarrolle sus propias habilidades cognitivas para aprender. Esto es, la capacidad de prestar atención de forma sostenida; procesar la información; interpretarla, y guardar todo en la mente.

El cerebro es adaptable y cambia constantemente su estado. Según el neurocientífico Norman Doidge, descubridor de la neuroplasticidad, el cerebro es maleable y tiene capacidad para mejorar las habilidades cognitivas. Esta maleabilidad podría explicar los cambios en el desarrollo del aprendizaje del niño, ya que depende de cuán desarrolladas estén sus capacidades cognitivas  e inteligencia emocional.

Parece claro que el futuro educativo pasa por adaptar la enseñanza a las capacidades del alumno, potenciando aspectos nuevos y creativos.

Hay que brindar la oportunidad a los alumnos de ser capaces de desarrollar, por sí mismos, su conocimiento.

Clave 3:  ¿Cómo se hace?

En su afán por estudiar nuevas fórmulas pedagógicas, Peter Senge fundó en 1991 la Society for Organizational Learning (SOL), https://www.solonline.org/ una red de aprendizaje basada en la innovación en la que participan más de 19 empresas y organizaciones, además de escuelas públicas y privadas de todas partes del mundo.

¡Es el inicio de la revolución educativa!

Actualmente cientos de profesores usan  http://www.theflippedclassroom.es/o el aprendizaje por proyectos. El problema es que no hay vías de comunicación entre ellos. Para conseguirlo, la sociedad promueve cursos y programas, entrenamiento y consultorías con base de aprendizaje. En definitiva la colaboración entre educadores para conseguir el cambio que más se adecúe a las nuevas necesidades educacionales.

¿Cómo funciona SOL? La misión de SOL es conectar y poner en común a través de vías tecnológicas de comunicación las nuevas ideas y experiencias buscando innovaciones conectandolas entre sí y consiguiendo que los docentes sientan que no están aislados.

¿Cuáles son los resultados? El profesor explica que, por ejemplo, uno de los docentes de la red SOL que trabaja en una escuela pública de Boston (EE.UU.) ha creado un método en el que los alumnos se enseñan álgebra entre ellos.

Durante 20 años ha desarrollado problemas complejos que ni los estudiantes más aplicados logran descifrarlos por sí mismos, con el objetivo de que, mediante el trabajo en grupo, puedan resolverlos. El profesor pasa a ser un facilitador o mediador entre alumnos, pero no impone su autoridad, esto fomenta la colaboración del alumno, las relaciones sociales y por ende la inteligencia emocional, al mismo tiempo que aumenta el conocimiento.

¿Cuáles serían las consecuencias de seguir con este método? El profesor Senge llevó a cabo un pequeño experimento en el que pregunta a sus alumnos cuántos de ellos habían decidido a los 10 años que no sabían cantar o dibujar.

“La gran mayoría levanta la mano. Entre los cinco y los 10 años se internalizan esos miedos a no dar la talla y los chicos, simplemente, dejan de hacerlo” explica Senge.

Por tanto, lo que este autor quiere decir es que la escuela, tal y como la conocemos, puede motivar y enraizar la falta de creatividad en los niños desde pequeños.

“las nuevas tecnologías ofrecen diferentes formas de aprendizaje a los alumnos que necesitan formas distintas de aprender lo que les enseña el docente”.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.