493559827478896

LA INNOVACIÓN COMO PROCESO FUENTE DE CONOCIMIENTO

LA INNOVACIÓN COMO PROCESO FUENTE DE CONOCIMIENTO
Si te ha gustado este post gracias por compartirlo

¿Por qué hacemos innovación? ¿Dónde encontramos el conocimiento para que aparezcan los impulsos que suscitan el cambio?

Vamos a ver algunos ejemplos de la variedad de posibilidades en innovación que dan lugar a cambio en la organización:

Has ido a un congreso y has visto una presentación que en la que ha sugerido mejoras en la forma de trabajar; ha leído un artículo con buenas ideas, ha aparecido una tecnología que podría encajar muy bien en sus procesos y cambiarlos para hacerlos más productivos, las cifras de calidad del último trimestre son muy malas, hay que cambiar algo en la producción, etc.

Como vemos, las motivaciones para el cambio son múltiples, a veces son pura casualidad o a veces vienen impuestas por el exterior, o nacen como una necesidad interior. Pueden venir desde cualquier punto. Hay múltiples fuerzas que motivan cambios. Por ello, canalizar esas fuerzas y hacerlas trabajar para la organización, coordinadamente, genera grandes oportunidades para ser competitivos. Pero también grande quebraderos de cabeza.

¿Cómo detectan las empresas las oportunidades para ser más competitivos? ¿Qué es el conocimiento y para qué sirve en una empresa?

Gestión del conocimiento es el proceso por el cual una organización, facilita la transmisión de informaciones y habilidades a sus empleados, de una manera sistemática y eficiente. Es importante aclarar que las informaciones y habilidades no tienen por qué estar exclusivamente dentro de la empresa, sino que pueden estar o generarse fuera de ella.

¿De dónde saca las organizaciones el conocimiento para realizar cambios?

Generalmente la mayoría de las empresas identifican gestión del conocimiento solamente con la información y habilidades internas de la empresa, lo que se conoce como Business Intelligence o inteligencia empresarial. De esta forma casi todos los esfuerzos se orientan a canalizar la información y habilidades que ya posee una organización centrándose en la eficiencia de los procesos de comunicación interna a través de la implantación de sistemas como CRM, ERP, etc.

Esto ha sido tradicionalmente así porque siempre ha sido mucho más fácil controlar los volúmenes de información interna que la información externa, más difícil de encontrar, seleccionar y organizar.

Pero..¿Estás enfrentándote verdaderamente a los cambios y generando innovación solo moviéndote de forma interna? ¿Qué es la gestión del conocimiento y como unes los conceptos para crear innovación?

La gestión del conocimiento es un proceso lógico, organizado y sistemático; para producir, transferir y aplicar en situaciones concretas una combinación armónica de saberes, “experiencias, valores, información contextual y apreciaciones expertas que proporcionan un marco para su evaluación e incorporación de nuevas experiencias e información.” (Davenport y Prusak, 2001).

El conocimiento que posee una organización puede convertirse en una fuente de ventaja competitiva sostenible mediante el despliegue de una efectiva estrategia de gestión del conocimiento, que permita originar acciones innovadoras para generar productos, servicios, procesos y sistemas de gestión que optimicen los recursos y capacidades de la empresa.

La organización inteligente es capaz de movilizar los diferentes tipos de conocimiento que existen, con el objetivo de incrementar el rendimiento. La organización persigue metas en un contexto que cambia constantemente y adaptando su comportamiento en base del conocimiento acerca de sí misma y al conocimiento externo. Por lo tanto es un “cuerpo que aprende”, que es capaz de crear, adquirir, organizar, ampliar, renovar y compartir su conocimiento, y de aplicar este conocimiento para determinar su comportamiento. Las organizaciones compiten en base de su conocimiento.

¿Cómo se hace una buena gestión del conocimiento?

La gestión del conocimiento en una empresa se ocupa de las estrategias, procesos y tecnologías para captar, almacenar, compartir y asegurar la comprensión, el conocimiento profundo y la propia identidad (las características distintivas) de la empresa.

En una empresa está fuertemente ligada a la ventaja competitiva, a la innovación y a la agilidad. El conocimiento es un proceso (considerado por algunos como “de múltiples capas y polifacético, que comprende cognición, acciones y recursos”), el knowledge management, es un concepto y un proceso.

El conocimiento está almacenado en la mente del individuo o codificado en procesos, documentos, productos, servicios, instalaciones y sistemas de la organización. En consecuencia, para poderlo gestionar, el conocimiento debe ser registrado, debe ser representado.

Para ello en Inscience utilizamos la Vigilancia tecnológica y la inteligencia competitiva, ¿Qué es?

La Vigilancia Tecnológica es un proceso organizado, selectivo y permanente, de captar información del exterior y de la propia organización sobre ciencia y tecnología, seleccionarla, analizarla, difundirla y comunicarla, para convertirla en conocimiento para tomar decisiones con menor riesgo y poder anticiparse a los cambios. (Definición según norma UNE 166006:2011 Ex Gestión de la I+D+i: Sistema de Vigilancia Tecnológica e Inteligencia Competitiva)

La Inteligencia Competitiva es un conjunto de acciones coordinadas de búsqueda, tratamiento (filtrado, clasificación, análisis), distribución, comprensión, explotación y protección de la información obtenida de modo legal, útil para las y los actores económicos de una organización para el desarrollo de sus estrategias individuales y colectivas.

¿Para qué sirve?

La Vigilancia Tecnológica es un elemento básico del Sistema de Gestión de la I+D+i, ya que permitirá centrarse en los desarrollos que son críticos para una organización y subcontratar los de menor importancia estratégica. También permitirá identificar a los mejores socios tecnológicos y minimizar el esfuerzo de I+D+i, aprovechando los últimos desarrollos existentes.

La Inteligencia Competitiva realimenta continuamente a la planificación Estratégica. Su objetivo es detectar señales de cambio, analizar tendencias, reacciones, estrategias de la competencia, nuevas amenazas, oportunidades, etc, de modo que el escenario competitivo esté siempre actualizado.

La Inteligencia Competitiva engloba y supera el concepto de Vigilancia Tecnológica, añadiendo la dimensión estratégica o de negocio, por lo que en general en la práctica se habla de Sistemas de VT-IC.

Para que la implantación de un sistema de VT-IC tenga éxito, hay que acometer 3 tipos de acciones:

  1. Saber su necesidad, objetivos y problemas en su pyme, mediante el diagnóstico TRIZ.
  2. Coordinación de un equipo de personas.
  3. Sistematización y automatización en la recopilación y tratamiento de la información.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.